Para cualquier información, sugerencia, recomendación, etc... Por favor escribir a: resistencia.uamista@hotmail.com

martes, 10 de julio de 2007

SR. CHAVISTA ¿QUE PASARA CON LOS VENEZOLANOS QUE NO SOMOS ROJO-ROJITOS?
Pregunto a los venezolanos y muy especialmente a los chavistas, lo siguiente:
¿Usted, voto por un presidente que en la campaña de 1998, le dijo al país “...yo no soy socialista”, “…quiero un gobierno mas humano para Venezuela…”, que gobernaría dentro de un marco de armonía y respeto con los empresarios, el clero, las asociaciones sindicales, entre otros. Afirmando ser católico, que garantizaría un sistema democrático, donde todos tendrían participación sin exclusiones o discriminaciones, además de haber expresado que el Sr. Fidel Castro es un dictador?
O por el contrario, usted voto:
¿Por un presidente que bajo la consigna “Patria, socialismo o muerte”, atenta contra la democracia, la descentralización, la libertad, la no discriminación y la justicia?¿Por la nacionalización de las empresas privadas?¿Porque todos los medios de producción pasaran a manos del Estado?
¿Por la eliminación de la propiedad privada, o lo que es lo mismo, por la confiscación de nuestro patrimonio?¿Por la nacionalización de la banca privada, declarándola como función pública, como lo hiciera el Sr. Fidel Castro en Cuba?¿Por la desaparición de la educación privada en Venezuela?¿Por la desaparición de las clínicas privadas en Venezuela?¿Por la ideologización de sus hijos, a fin de que fueran formados en las teorías marxistas, leninistas y martianas?¿Por ser privado de la patria potestad sobre sus hijos, sino los educa como buenos social-comunistas?¿Por la discriminación entre los venezolanos, a través de listas como la de Tascón?¿Por pedir permiso para salir del país, pudiendo ser sancionado con pena privativa de libertad si saliera ilegalmente?¿Para que les pongan armas a sus hijos en las manos, o terminen armando al país, generando así mayor criminalidad impune?¿Por la centralización de los poderes?
¿Por la elección indefinida, para que una persona se perpetúe en el poder, poniendo fin a la alternabilidad de los poderes, esencial en una auténtica democracia.?
¿ Por vivir en el miedo?
Ya es un lugar común escuchar a la personas decir: “ni modo, tengo que inscribirme en el PSUV, para no perder mi trabajo", o "que broma tengo que ponerme la camisa roja los viernes, para ir al trabajo"
No estoy segura que la copia de trabajo que adelanta la Comisión Presidencial para la Reforma Constitucional, no haya salido a la luz por órdenes del mismo Presidente, quien es experto en crear conflictos, para pulsar así las reacciones de los venezolanos, como acostumbra a hacer.Estamos cansados de verlo decir cualquier cosa a través de sus cadenas para ejecutarlas posteriormente.
Ahora bien, en 1.999 la mayoría de los venezolanos votamos por la Constitución vigente, en lo personal aplaudí, el preámbulo donde se sostenía que se sancionaba la Constitución con el fin de refundar la República, para establecer una sociedad democrática, participativa, protagónica, multiétnica, pluricultural, en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de libertad, independencia, paz, solidaridad, bien común, integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; que asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna.
Entre otras cosas celebre, en mi condición de abogada, la creación del Poder Moral, el reconocimiento de la doble nacionalidad, porque no debemos olvidar que en Venezuela existen millones de personas que se establecieron aquí, luego de huir de las guerras o las dictaduras de los países donde nacieron, entre otras razones; formando sus familias, así que en justicia tenían derecho a disfrutar de su nacionalidad de origen, así como de la nacionalidad del país que los había recibido con amor, de donde ya no querían marcharse.
Cómo un logro especial acogí, la imprescriptibilidad de los delitos en materia de Salvaguarda del Patrimonio Público, así como la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad, violaciones graves a los derechos humanos y los crímenes de guerra, quedando excluidos de los beneficios que puedan conllevar su impunidad, incluidos el indulto y la amnistía.
La prohibición a la autoridad pública, sea civil o militar, aun en estado de emergencia, excepción o restricción de garantías, de practicar, permitir o tolerar la desaparición forzada de personas, donde se insta a los funcionarios que reciban órdenes o instrucciones para practicarla, no obedecerla y denunciar tales órdenes ante las autoridades competentes.
Dejando claro que los autores o autoras intelectuales y materiales, cómplices y encubridores o encubridoras del delito de desaparición forzada de personas, así como la tentativa de comisión del mismo, serán sancionados de conformidad con la ley.
Usted no necesita reformar la constitución para tener derecho a una casa digna, a una educación de calidad, a la salud, a seguridad social, en fin para que se respeten sus derechos humanos. Lo invito a leer el Título III. De Los Deberes, Derechos Humanos Y Garantías de nuestra Constitución.
Muchos aspectos contemplados en dicha constitución son y fueron aplaudidas por millones de venezolanos, y ahora el Sr. Chávez, nos dice que debemos reformarla para dar rienda suelta al sistema socialista, asi como para perpeturase en el poder.
¿Qué pasará con los venezolanos que no creemos en ese modelo económico?.
¿Usted no cree que vamos rumbo hacia una DICTADURA, hacía un gobierno autoritario, donde todos debemos ser rojos, rojitos?
Fíjese en los aliados que el Sr. Chávez está buscando, además de Fidel Castro:En su visita a Belarús, alabó a su presidente, Alexander Lukashenko, de la siguiente forma: "Felicidades por estar al frente de este pueblo, por conducirlo como lo conduce", dijo Chávez al ser recibido por Lukashenko, un presidente aislado de la comunidad internacional por violaciones de los derechos humanos y la falta de elecciones libres.”
Su amigo un Dictador, cuya forma de mandar celebra el Presidente, asi como la de Fidel Castro.
¿Esto es lo que usted señor chavista, desea para Venezuela?
Yo no quiero esto, y marchare a favor de no reformar la Constitución vigente.
No caeré en el juego del presidente, que ha secuestrado todos los poderes.
Sr. Chavista, pregúntese que pasara con los venezolanos que no somos Rojos-Rojitos, cuando se establezca en dicha reforma la obligación de defender el sistema socialista?
Me paseare por tres hipótesis:
  • Nos exiliaran
  • Nos convertiremos en presos políticos de regímenez dictatoriales.
  • Nos mataran en supuestos enfrentamientos o mediante la desaparición forzada de persona.
Nací en una Venezuela LIBRE, y aunque el día de mañana me priven de mi libertad física por no ser Roja-Rojita, le tengo noticias Sr. Chávez:
Moriré LIBRE aún detrás de sus barrotes,
o en cualquiera de las otras dos opciones.




PATRIA DEMOCRACIA Y VIDA

3 comentarios:

Pandora dijo...

Hay que decirle NO a la reforma de la Constitución. Eso no se logra dialogando ni debatiendo, ni reconciliándose con el enemigo. Eso se logra en las calles, en las barricadas. La barricada se defiende, no se abandona. Preparados para septiembre. Mes de lucha.

Ramos Allup ‘Estamos como en los días previos al 11-A’

Myriam Mosquera -
El Norte (Puerto La Cruz)
lunes, 30 de jul de 2007

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, manifiesta abiertamente el temor a que el gobierno apruebe la reforma constitucional que quiere, sin importarle la opinión de todos los venezolanos y más aún cuando “la va a llevar adelante, a pecho y espalda, sin que los partidos políticos, la iglesia, los medios, los sindicatos, gremios, universidades, opinen lo contrario, porque ya la tiene concebida, cueste lo que cueste”.

Ramos Allup además alertó que "lo que se está cocinando en esa olla de la reforma constitucional es la reelección indefinida, continua, permanente, perpetua, o cualquier adjetivo o sustantivo que se le ponga para que Chávez siga en el poder". Explicó que este tema tiene muy preocupado a cualquier venezolano demócrata y que en su caso particular, también está muy impresionado por la manera fácil en que se está llevando esta discusión "tan importante para cualquier país que vive en democracia".

"La reforma constitucional es ahora el peligro mayor que acarrea la sociedad venezolana", agregó el dirigente político.



-¿La reelección indefinida del presidente qué peligros trae a la sociedad venezolana?

-Cualquier reforma a la Constitución que toque la libertad de expresión, la autonomía de las universidades, la propiedad privada, la educación de nuestros hijos, las relaciones internacionales, es altamente preocupante y produce angustia en todos los venezolanos; más aún cuando se dice y se habla de manera clandestina sobre este tema en el país. Esta discusión no se hace de manera abierta, diáfana, como debería ser en una sociedad democrática.

-¿Desde su punto de vista el gobierno no actúa como si estuviera en democracia?

-Exactamente, este gobierno se encuentra al margen de la democracia, con su actuación genera más bien un clima de angustia, incertidumbre, confrontación y esto es malo para la vida institucional para un país democrático.

Manifestó que el país entero rechaza esta reforma constitucional sin debate, sin discusión. "Cada venezolano debe asumir su responsabilidad en lo que piensa llevar adelante este gobierno con un tema de tanta trascendencia como éste".

-¿Es de los que piensan que se estaría propiciando un fraude contra la propia Constitución con esta reforma?

-Por lo que se ha anunciado eso parece. Hay una reforma general, pero no quiero entrar en el debate de la Constituyente, ni de la Asamblea Nacional. Debemos meternos en el no a la reforma constitucional. Yo no entiendo cómo dice el gobierno que la oposición se está oponiendo, si es una reforma clandestina y lo que sabemos es porque el mismo gobierno lo asoma. El gobierno nos quiere dar una nueva emboscada con eso de la reelección indefinida.

Chávez juega con la oposición

En cuanto a la advertencia que hace el partido Acción Democrática al país, Ramos Allup considera que "no se trata de discutir cuestiones de procedimientos, si debe ser una Constituyente o una Asamblea Nacional, porque nos parece inútil en estos momentos, hay que decirle no a la reforma constitucional, ése es el tema que se debe tocar a fondo".

-¿Cuál es el plan que tiene AD para enfrentar lo que viene con la reforma constitucional?

-Nos estamos organizando con otras agrupaciones políticas para decirle un no a la reforma que pretende establecer para el país este gobierno. Estamos en reuniones permanentes. Estamos haciendo esfuerzos en reuniones con asociaciones de todo tipo, la preocupación es general en el país. Queremos llegar a acuerdos positivos. Tenemos que llegar en bloque a decirle no a esta reforma que quiere Chávez. Nos estamos reorganizando, estamos recorriendo todo el país con nuestros dirigentes. Hay que hablarle al país.

-Sin embargo, hay voceros de la oposición que ya dicen que van a participar en un referéndum para saber si va o no la reforma constitucional ¿Qué dice a esto?

-La oposición debe dejar de estar dispersa, debe unirse de una buena vez por todas ante esta nueva arremetida de Chávez. El presidente juega con la oposición y a nosotros en el partido nos parece una verdadera necedad pensar que nos conviene una Constituyente o una Asamblea Nacional. Más aún cuando se trata de una reforma que está a punto de ser aprobada. En las incertidumbres surgen manifestaciones de ejercicios de dibujo libre y esto es lo que ha pasado con la oposición, cada quien anda por su propia cuenta y dice lo que quiere.

La reforma constitucional es rechazable en términos democráticos, se han perdido meses en esto y el gobierno la tiene en silencio, para que cuando salga a luz pública se desaten todo tipo de controversias y cuando aparezca no sea posible ningún tipo de discusión.

-¿Por qué si Chávez había dicho que la reforma constitucional sería para el 2008, de pronto es anunciada para este mismo año y ya la tienen montada?

-Ésa es una muy buena pregunta, lo que sucede es que Chávez quiere distraer a la opinión pública, porque se le ha venido encima un vendaval con las protestas estudiantiles, con lo de RCTV, con las declaraciones de dos militares, Müller y Baduel. Ése es un nuevo trapo rojo para la oposición. Chávez es especialista en esto, es muy hábil cuando enfrenta dificultades. La agenda política de ahora es que nos quieren meter ese fetiche llamado reforma constitucional.

-Cilia Flores, presidenta de la AN, dijo a la opinión pública que para finales de año sería el referéndum de la reforma constitucional ¿Qué piensa de eso?

-Van a tratar de llevar adelante esto a como dé lugar.

La misma crispación del 11A

-¿Usted cree que tenemos la misma situación de conflicto de los días previos al 11 de abril del 2002?

-Aquí no se ha resuelto nada en ocho años de mandato. Chávez no reconoce a nadie, no habla con nadie, ni con partidos, ni gremios, universidades, no hay diálogo con nadie. Esta constante confrontación no es democrática. Estamos en la misma situación de los días previos a los lamentables sucesos del 11 de abril del 2002. De allí parte mi principal temor de lo que pueda ocurrir en el país. Chávez provoca un nuevo enfrentamiento como el que se produjo ese lamentable 11 de abril.

En este país hemos tenido de todo en estos ocho años, desde una relegitimación, hasta que se aprobó una Constitución sin apoyo popular, con un país dividido con elecciones dudosas de todo tipo, un revocatorio presidencial y hasta unas elecciones presidenciales el 3 de diciembre, con otra relegitimación de Chávez y el país en constante conflicto.

-Si dice que hay un clima similar al 11 de abril ¿Cuál es la salida para el país?

-Yo no tengo una bola de cristal, pero puedo decir que en una situación parecida puede ocurrir un desbordamiento de la gente, una confrontación masiva, conmoción social, enfrentamientos militares, una implosión, ésa es nuestra máxima preocupación. La gente está desesperada, especialmente cuando se habla de una espera hasta el 2013. Opino que al ritmo que lleva Chávez no habrá ni siquiera un país. Aquí todo está claro, que lo que puede ocurrir es un colapso democrático. Pero yo no puedo adivinar nada, nos hemos dado muchos trancazos y el venezolano está centrado desde el escepticismo y el miedo. Pero aquí hay un germen de rebeldía para que nos impongan cosas. Si no hay salidas, la gente se desborda.

-¿Considera que Chávez provoca esta misma situación?

-Por supuesto, Chávez es un provocador de oficio. La conducta del presidente es pelear con todo el mundo, anda de conflicto en conflicto. El mismo aislamiento interno que tiene Chávez lo lleva al mundo entero. Todos los días el propio presidente le mete candela al país.

-¿Qué debe hacer la sociedad venezolana para evitar nuevos sucesos como el del 11A?

-La gente tiene que organizarse, no queda otra. Lo que sucede es que no se pueden esperar planteamientos reactivos para que la gente actúe, hay que hacer fuerza democrática porque nos quieren aplastar. No somos partidarios de enfrentamientos militares, ni de confrontaciones civiles. El que se la pasa en eso es Chávez.

-¿Haría falta una dirigencia más organizada?

-Decir acción es decir organización. Esa ventaja la tiene Chávez, porque es quien decide todo. Pero eso no lo aspiramos nosotros en la oposición, necesitamos una organización colectiva. Necesitamos acuerdos en la democracia.

-¿Qué sucederá con la necesaria ideologización planteada por Chávez para llegar al socialismo del siglo XXI?

-Eso es sumamente grave y más aún con la FAN, que ahora es el brazo armado de la revolución. Eso sólo se da en un ejército nazi. La FAN no puede ser de ningún partido del gobierno, su único interés debe ser defender la patria. No puede ser que esté casada con el marxismo, leninismo. Se le está haciendo daño a todas las instituciones con la ejecución de programas políticos y su ideologización. Aquí no puede haber ni siquiera una religión de Estado. Las libertades son necesarias en la democracia.

Las firmas están listas

-¿Qué pasó con las firmas de AD?

-Este 13 de septiembre tenemos que presentar la recolección de las firmas, esto va por buen camino. Nos exigió el CNE 80 mil, pero estamos sobrados.

Pandora dijo...

A un tirano

¡Tienen razón! se equivocó mi mano
cuando guiada por noble patriotismo,
tu infamia tituló de despotismo,
¡verdugo del honor venezolano!.

¡Tienen razón! Tú no eres Diocleciano,
ni Sila, ni Nerón, ni Rosas mismo!
Tú llevas la vileza al fanatismo...
tú eres muy bajo para ser tirano.

"Oprimir a mi patria": esa es tu gloria,
"Egoísmo y codicia": ese es tu lema
"Vergüenza y deshonor": esa es tu historia;

por eso, aún en su infortunio recio,
ya el pueblo no te lanza su anatema...
¡Él te escupe a la cara su desprecio!

José Antonio Pérez Bonalde

silent dijo...

Guía elemental para activistas

Este documento, abierto a ser debatido y mejorado, pretende servir de guía elemental para activistas dispuestos a defender la libertad de expresión, manifestación , los derechos civiles, la democracia..


La capucha es nuestra amiga

En las manifestaciones la policía suele utilizar cámaras de vídeo y de fotos. Graban las acciones de los activistas para reconocerlos y así tener “pruebas” que les imputen en un futuro juicio. Otras veces directamente graban a un bloque de manifestantes de una organización determinada como forma de control y recogida de información. También pueden servir como prueba las imágenes captadas por los periodistas de la prensa. Un pañuelo o una bufanda obstaculiza este accionar de la policía. Una braga militar también sirve, pero no es una prenda tan “común” y si la policía te detuviera durante una manifestación o tras ella, no dudaría en acusarte de “tirapiedras”. Asimismo, en estos casos es aconsejable no llevar demasiadas “pintas”, es decir, que por la estética se intente pasar por “ciudadanos corrientes”.
Los medios de comunicación del poder comunista criminalizan la capucha justamente por su alta efectividad antirrepresiva.

Protección legal

En algunas manifestaciones, los convocantes disponen de una “comisión legal”. Esta comisión la componen uno o varios abogados vinculados a la organización. En caso de que los organizadores repartan octavillas con los teléfonos de estos abogados, no dudes en coger una. En cualquier caso lo más recomendable es apuntarse el teléfono en el brazo u otro lugar del cuerpo por si la policía te cachea y te quita lo que lleves encima o lo pierdas. Estos abogados estarán atentos al teléfono por si hay detenidos. Para las manifestaciones en las que no hay “comisión legal”, y sobre todo en general para la gente joven, lo recomendable es estar activo en alguna organización política que tenga contacto con abogados (además de que la lucha anticapitalista, cuanto mejor organizada, más efectiva). Si te detienen, lo primero que debes intentar es ponerte en contacto con un abogado para que desde fuera se sepa que has sido detenido y se pueda empezar a trabajar por tu liberación.

La estrategia policial

Una vez que los antidisturbios tienen orden de cargar, en ocasiones la línea policial se abalanza a golpes sobre los manifestantes desde un solo lado; a veces desde varios a la vez para provocar el pánico. Si la manifestación es masiva, pueden utilizar varias líneas para “dividir el bloque en partes”. Otras veces simplemente sacuden sus escudos con sus porras mientras avanzan lentamente.
Todo depende de la estrategia represiva que tengan. En la mayoría de los casos lo que buscan es la “dispersión”, es decir, que la gente corra presa del miedo y se disgregue.
Aquí es importante mantener la calma y llamar a la calma (por ejemplo, con los brazos levantados) a la gente que tengamos a nuestro alrededor. Si observamos que la distancia entre los antidisturbios y los manifestantes es prudente, llamar a la calma hace que la gente se tranquilice y tome conciencia de que su situación inmediata no corre peligro, pues es normal que en momentos de pánico se tienda a correr sin detenerse a mirar atrás aunque la policía esté aún a mucha distancia. La comunicación y cooperación en esos momentos es muy importante. También se ha de tener en cuenta que los antidisturbios son más lentos que nosotros, por su vestuario y equipamiento.
Cuánto más tiempo aguantemos si ceder terreno a la policía, más cuotas de libertad estaremos expropiando al estado; tengamos en cuenta que las cargas policiales no suponen otra cosa que un intento de coartar nuestra libertad de expresión. Lo que expresamos en las manifestaciones, la acumulación de fuerzas que supone, y el mensaje que con ellas se quiere transmitir, se ven abortados salvajemente por la represión policial. Los enfrentamientos callejeros no son sino una respuesta enfurecida a esta represión y una defensa firme de nuestra libertad de expresión.

Cómo frenar el avance policial

Una vez iniciados los enfrentamientos, para aguantar la posición los diferentes grupos de manifestantes pueden utilizar varios métodos:

- Lanzamiento de objetos. Piedras, adoquines o escombros (sobre todo las grandes ciudades están llenas de obras. Buscad un contenedor de escombros).

- Botellas. Es muy efectivo volcar loscontenedores de botellas. Uno de ellos proporciona “munición” a decenas de manifestantes durante aproximadamente un cuarto de hora.

- Cócteles Molotov. Lo más fácil es uttilizar una botella de cristal de medio litro, llenar tres cuartas partes con gasolina, cerrar bien la botella y atar una tira de trapo en el cuello del recipiente. Llevar a mano una pequeña botella sólo con gasolina. Segundos antes de lanzar el molotov, mojar el trapo con la gasolina y encenderlo con un mechero. Puede impresionar la llamarada del trapo, pero si cogemos la botella con cuidado no nos quemaremos. Se puede usar un guante para minimizar las posibilidades de accidente. Al lanzar la botella, se romperá el cristal y la gasolina hará contacto con el fuego del trapo, causando una explosión de un radio de un metro y medio a 2 metros, aproximadamente.

- Bloqueo de calles. Esto es efectivo sobre todo para obstaculizar el avance de los furgones policiales. Puede servir cualquier cosa, cubos de basura, papeleras, vallas de obras, etc. Pero tengamos en cuenta que un furgón policial puede abrirse paso ante una barricada compuesta por estos materiales “livianos”, si se lo propone. Por eso, lo más efectivo para este caso es cruzar coches: entre varios manifestantes (mínimo 4 ó 5), agarrar el coche por uno de los extremos (la parte delantera tiene el motor, por lo tanto es más pesada que la trasera), contar “uno, dos y tres” y levantar. En cuatro o cinco veces que se repita este proceso el coche habrá quedado en medio de una calle. Esto ralentiza el avance de los furgones de antidisturbios y da tiempo a los manifestantes para pensar y reorganizarse.

- Quema de vehículos. Esto se realiza para retrasar aún más el avance de la policía. Un coche en llamas que bloquea una calle en ningún caso puede ser retirado con la misma rapidez, si bien nosotros sólo lo recomendamos en casos de extremo peligro para los activistas. La destrucción de un coche puede afectar a personas (propietarios de estos) que se encuentran en la misma condición de opresión que nosotros y ese no es el objetivo. El objetivo es contrarrestar la represión policial. En casos en que la integridad física de los activistas esté en sumo peligro (momentos de violencia policial salvaje u operaciones represivas a gran escala, entonces sí estaría legitimado). Por supuesto, van mucho antes las personas que las cosas.

Tengamos en cuenta que no siempre es necesario utilizar un coche para este tipo de acción incendiaria; también se pueden buscar elementos alternativos, como cubos de basura o materiales de un contenedor (muebles viejos, tablas, etc).

- Descentralizar la acción. Otra de nuestras bazas es crear diferentes focos autónomos de resistencia, desbordando el esquema represivo de los antidisturbios. Si nos movemos a menudo en grupos pequeños a los helicópteros policiales les cuesta más localizar los puntos “calientes”, lo que entorpece la comunicación y coordinación de los agentes a pie. Esto nos da un tiempo valioso para actuar.

Un ejemplo de esto es lo que ocurrió durante la manifestación contra el Día de la Hispanidad en Barcelona (12 de octubre 2002), donde la policía fue totalmente desbordada. Tras las cargas policiales los manifestantes se dividían en grupos pequeños, se disolvían por calles aledañas cruzando coches y contenedores para frenar el avance de los antidisturbios, y se volvían a reunir poco después en una de las calles céntricas. La estrategia se cambió: en vez de atacar a la policía se les bloqueó.

Subrayamos la necesidad de cuidar mucho el no atacar al pequeño comercio. Lo que expresamos con este tipo de enfrentamiento debe llegar con claridad a la población y despertar su simpatía en lo posible.

.